El Manuscrito de San Florián

Conoce mi novela El Manuscrito de San Florián,
mi libro de poemas Todas las Vidas
y mi volumen de relatos Fotos de Ciudades que Amanecen

El guión también es literatura: Amantes, de Vicente Aranda



Javier Colón y yo hemos abierto la nueva sección El Guión de Cine También es Literatura dentro del programa de radio El Rincón de las Letras donde comentaremos diversas películas desde el punto de vista del análisis de Guión. Aunque trataremos otros aspectos (la interpretación, la realización, las anécdotas del rodaje etc.), el guión de cine, en tanto en cuanto obra literaria, será la base de nuestro programa. La película elegida para nuestro debut ha sido “Amantes”, de Vicente Aranda.




Podemos encontrarnos ante uno de los mejores guiones de toda la historia del cine español. Uno de esas obras excepcionales a las que es casi imposible encontrar alguna pega.

Amantes presenta un conflicto básico que se expresa claramente en el personaje de Paco: elegir entre una vida convencional y segura, pero sin grandes emociones, representada por Trini, su novia, y una existencia más insegura e incierta, pero pasional y transgresora, encarnada en el personaje de Luisa.

Un amigo, hace ya bastantes años, me dijo que se trataba de una película sobre el instinto animal. Y creo que tenía toda la razón. La fuerza de la pasión, del deseo, del placer, de lograr una satisfacción plena a través del sexo, tiene una importancia fundamental en la película e influye de manera determinante en el comportamiento de Paco.

Análisis de la estructura en tres actos

Primer acto
El primer acto presenta de manera magistral la situación y los personajes:

Años 50, Madrid, periodo de apogeo de la dictadura franquista.

Paco, un hombre muy joven, recién licenciado del servicio militar, con un vigor sexual en auge que no es correspondido por su novia, Trini, todavía virgen, una muchacha, al principio de la película, obviamente muy influida por las represiones que ejercía la sociedad católica y franquista de entonces. Situación histórica que, por otra parte, esta magistralmente retratada en la película. Y no sólo en la historia: también en la ambientación, el vestuario etc.

Sin embargo, aparece Luisa, la casera de Paco, que una noche en la que han tenido los dos un mal día, le ofrece acostarse juntos, dando lugar al primer punto de giro y al final del primer acto.

La situación descrita se encuentra perfectamente plasmada en las acciones, los diálogos y en la interacción de los personajes entre sí:

Por ejemplo,  las conversaciones entre Paco y su novia, que sólo hablan de casarse, tener hijos, montar un negocio y, en definitiva, desarrollar el resto de su vida una existencia lo más convencional del mundo.

El rechazo y la incomprensión de Trini hacia Paco, cuando éste intenta hacerle partícipe de sus fantasías sexuales y le responde que no son más que cochinadas.

Por no hablar del comandante y su mujer, para los que Trini trabaja como sirvienta, y que también son entusiastas ideólogos de esa senda convencional por la que debe transcurrir la vida de los dos jóvenes. Por ejemplo, cuando el comandante les dice: “el porvenir sólo tiene una puerta, la del trabajo”

Y por último Luisa, la  casera de Paco, personaje que se irá desarrollando con más detalle en a lo largo de los dos actos posteriores, pero que ya nos da una idea clara de que estamos ante un espíritu libre cuando propone a Paco, una noche, acostarse juntos.

Se nos proporciona pues suficiente información para conocer el asunto de la película y en su justa medida, pues este primer acto no se hace largo ni pesado. Tiene la extensión necesaria para que comprendamos el planteamiento de la historia, pero enseguida da un giro brutal que despierta nuestro interés.

También es interesante destacar de este primer acto, esa sensación de tranquilidad y placidez que nos proporciona con algunas de sus escenas: como la de la misa del principio, o la de los niños paseando en bicicleta por el Retiro junto a los novios, Trini y Paco.

Placidez que se truncará brutalmente en el segundo acto.

Segundo acto
El primer punto de giro, la propuesta de Luisa y la relación sexual entre los dos personajes, se plantea magistralmente, ya que se trata de un giro brutal que ningún espectador probablemente se espere.

Esta relación está muy bien contada: pues se ve que Paco obtiene un placer enorme y que Luisa le enseña.

Poco después, aparece el componente “cine negro” de la película. Cuando  Luisa ofrece a Paco participar en una estafa con unos amigos suyos expertos en este tipo de "trabajos".

Respecto a los puntos de acción (acciones que hacen progresar la historia) están igualmente muy bien planteados:

Trini se da cuenta de que Luisa tiene relaciones con Paco

Trini, aconsejada por su señora, decide ella a su vez, acostarse con Paco para recuperarle.
Cuando sucede esto, parece que Luisa va a ser la gran perdedora y Paco va a volver con Trini.

Sin embargo, cuando Trini y Paco van de visita al pueblo de ella, contando la mentira que son marido y mujer, Paco se da cuenta de que Trini no le satisface sexualmente y que no puede dejar de pensar en Luisa. La historia da un segundo giro.

Gracias a estos puntos de acción, la historia progresa de manera adecuada, siempre hacia adelante. La acción no se detiene y  consigue que ignoremos en todo momento lo que va a pasar (o que nos esperemos otra cosa de lo que luego sucede), lo cual despierta en todo momento nuestro interés por la historia.

Tercer acto
Paco no puede remediar que el cuerpo de Luisa lo ocupe todo en su mente. Para saldar una deuda por la que Luisa se encuentra amenazada por sus antiguos amigos y poder estar juntos, ambos deciden estafar a Trini.

El final no lo contamos para no fastidiar a quien quiera ver la película, pero es igualmente genial.

Análisis de los personajes / conflicto

En Amantes hay tres personajes protagonistas muy claros: los que forman el triángulo amoroso: Paco, Trini y Luisa.

El conflicto se plantea a dos niveles:

La lucha de las dos mujeres por Paco: una lucha pasional y encarnizada en la cual Luisa llega a pedir a Paco que mate a Trini.

El conflicto interior de Paco, que se debate entre la una y la otra. Un conflicto que va mucho más allá de lo puramente amoroso y que se traduce, a mi entender, en dos maneras distintas de afrontar la existencia y de vivir.

Si hablamos de transformación de un personaje, yo creo que esta se da claramente en Paco, que pasa de su amor por Trini a la pasión arrolladora por Luisa, una pasión que le lleva, de ser un buen chico, a plantearse delinquir y matar.


Esta transformación se resulta creíble por la fuerza y naturalismo de las escenas eróticas y porque, a través de ellas, vemos claramente que Luisa le está abriendo la puerta a un nuevo mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario